China, de crecer un 6,4% a caer un 6%
Comience
a operar
AHORA
China, de crecer un 6,4% a caer un 6%
12.04.2020
China, de crecer un 6,4% a caer un 6%

La semana que viene el dato más importante que deberá mirar el inversor para poder seguir midiendo el impacto que puede tener el coronavirus en los mercado es el dato de PIB de China en los tres primeros meses de 2020. En la zona euro se medirá el pulso a la inflación en marzo.

En la próxima semana, los mercados continuarán recibiendo información útil para conocer cómo evoluciona la salud económica global ante la pandemia de coronavirus. Serán cinco días imprescindibles para los inversores, con varios indicadores importantes sobre consumo, precios, industria y crecimiento en distintas partes del mundo.

Para conocer el dato que sobresaldrá por encima de los demás durante los próximos días habrá que esperar al cierre de la semana, el viernes 17 de abril, cuando se publicará el dato de crecimiento económico que ha experimentado China durante el primer trimestre del ejercicio. Las estimaciones apuntan a un dato muy negativo para el país asiático, ya que se prevé que su economía habrá experimentado una contracción del 6% en los tres primeros meses del año, frente al 6,4% que se incrementó el PIB de la segunda potencia mundial en el primer trimestre del año anterior.

Ese mismo día se conocerá cómo ha evolucionado la producción industrial en el gigante asiático durante el mes de marzo, y también se medirá el pulso al consumo doméstico en el país con la publicación de las cifras de ventas al por menor, para las que se estima un retroceso del 10% durante el tercer mes del año.

Antes del viernes, en China también habrá novedades en cuanto al comercio exterior. El martes 14 se sabrá cómo han evolucionado las exportaciones y las importaciones en el país en marzo, algo que servirá para poder hacerse una idea del deterioro que ha podido sufrir la demanda externa por parte de los socios comerciales del país. No hay que olvidar que China, aunque sigue encaminada a que su economía deje de estar tan centrada en las ventas fuera de sus fronteras y pretende fortalecer su economía doméstica, sigue dependiendo en gran medida de las compras que le llegan del exterior. Su principal socio comercial es Estados Unidos, que en marzo ha empezado las medidas de confinamiento, algo que sin duda habrá tenido impacto en el comercio.

Al menos en el mercado interno, el impacto de la hibernación económica ya tendrá visibilidad en la primera economía del mundo con la publicación de la evolución de las ventas minoristas en marzo el miércoles 15 de abril. Se espera que este dato presente un retroceso del 6,4%, la mayor caída desde que se calcula, duplicando el peor mes de la gran crisis financiera de 2008.

También relacionado con el consumo, el viernes 17 de abril se conocerá el IPC de la eurozona, tras registrarse caídas en la principal cesta de precios de Estados Unidos y China esta semana. El riesgo de deflación ante la excepcionalidad de la actual crisis, que debe encajar el desplome del petróleo, la inyección monetaria de los bancos centrales sin precedentes y la paralización de la actividad económica es una de las mayores amenazas de la recuperación, a a espera de una respuesta fiscal conjunta y contundente de los gobiernos del club comunitario.

En la penúltima semana de abril, la que va del 20 al 26 de abril, se conocerán los primeros indicadores adelantados sobre la actividad económica de abril, los indices PMIs de Estados Unidos, Alemania y del conjunto de la eurozona, tras las alarmantes lecturas de marzo. Estos datos podrían ser demoledores, al recoger la hibernación de todo el mes, pero también el suelo del impacto de esta crisis sanitaria.

El mes se cerrará con el dato de PIB del primer trimestre de la eurozona, que se publicará el 30 de abril. Ese mismo día está prevista la próxima reunión sobre política monetaria del Banco Central Europeo (BCE), que vuelve a convertirse en una cita clave, pese al limitado margen de actuación con el que el organismo que preside la francesa Christine Lagarde cuenta tras la batería de estímulos anunciada en marzo. El dato más esperanzador podría llegar unas horas antes, con el PMI manufacturero de abril de China, después de mostrar una recuperación en V el pasado mes.

Artículos relacionados

Las divisas de riesgo de FOREX recuperan algunas pérdidas
25.09.2020
Las divisas de riesgo de FOREX recuperan algunas pérdidas

El dólar se estabilizó el viernes por debajo de sus máximos recientes de dos meses y las monedas más riesgosas borraron algunas de sus pérdidas semanales, mientras que los mercados de valores se elevaron por las esperanzas de que se reanudaran las conversaciones de estímulo fiscal en Estados Unidos.

El petróleo se encamina a un descenso semanal
25.09.2020
El petróleo se encamina a un descenso semanal

Los precios del petróleo cayeron el viernes y se esperaba que cayeran semanalmente debido a las crecientes preocupaciones sobre el impacto en la demanda de combustible de un resurgimiento generalizado de las infecciones por coronavirus, así como algunas preocupaciones sobre el probable regreso de las exportaciones de Libia.